Compañías discográficas, ¿son imprescindibles?

Estándar
Compañías discográficas

Malvadas compañías discográficas

Por Andrés Silva Odellober

No es extraño que, en la actualidad, muchos seguidores acérrimos del cuarto arte crean que encontrar buena música sea sinónimo de utopía y es, en efecto, una acción frustrante.  Y es que poco o nada se sabe de originalidad y calidad en estos tiempos, pues la solitaria sombra de esta marginada disciplina ha desaparecido casi por completo, producto de una invasión comercial que ha devorado todo a su paso. Hay quienes acostumbran a alabar la mediocridad de lo que la moda impone, cayendo en un inevitable trance, para luego terminar perdiéndose en ese mezquino y moderado mundillo lleno de limitaciones y carente de sentido, aquel maldito mundillo que atenta  de a poco contra nuestra asustadiza autenticidad.  A su vez, nuestras raíces musicales han sido sepultadas por un cataclismo de infaustos y astutos depredadores, que buscan acabar con la verdadera entrega del artista, destruyendo su esencia y su genio.

Pero no podemos quejarnos, pues hemos sido nosotros los culpables al permitir que durante décadas, este imperio de nimiedad ridiculice, menosprecie y margine al artista auténtico, atrevido, al que no le teme a innovar. Este lobby determina lo que debemos escuchar y lo que no, pero al mismo tiempo decide por el artista, al interferir e influenciar en su visión, destruyendo la naturalidad de su composición, obteniendo como material final una obra (si es que podemos llamarla así) muerta. Su propósito es nublar la mente, reducirla, y hacerla divagar por la nada, generando una confusión que luego se transforma en docilidad colectiva.

Los sellos, ¿oportunidad o exterminio?

Un dato no menor es que estas empresas del mal poseen más del 80% del comercio musical a nivel mundial, mientras que el otro 20% se lo reparten miles de pequeños sellos, más conocidos como independientes o Indie. Emi domina un 9,5 % del mercado musical, Warner Music un 15% y Sony Music un 25,6%, mientras que Universal Music, el titán de esta despreciable confabulación, abarca un 31,7%, siendo el pez gordo de los cuatro grandes. Al tener en conocimiento que artistas de la calaña de AC/DC, Gwen Stefani, Shakira, Coldplay, Michael Jackson, Red Hot Chili Peppers, Queen, Led Zeppelin, Deep Purple, Black Eyed Peas, Beyoncè y Eminem entre otros, forman parte de la carpeta de presentación de estas sociedades, no es difícil entender el porqué de su éxito.

Pero como dijo alguna vez el mítico Rob Zombie:

Los sellos discográficos son dinosaurios esperando su muerte

Pues, a pesar de su creciente poder y popularidad, no han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, en donde el artista (under) ha trabajado un carácter más informal e independiente, demostrando así que la música va más allá de un sello discográfico.

Es por esto que millones de personas han dejado de adquirir la obra original, dando preferencia a la descarga de archivos desde la red, o intercambio de material.

Esta es la gran polémica que está latente en la era digital: el caso del derecho de autor y distribución de contenido, y es allí donde los sellos utilizan su mayor argumento que es el proteger al creador de la piratería. Pero el modelo de remuneración aplicado por las disqueras a los artistas se aleja de ese supuesto interés por beneficiar al autor y  es así como se confirma nuevamente la avidez mercantil con que estas empresas actúan. Un ejemplo claro es el de la ley S.O.P.A. impulsada por el conocido congresista republicano Lamar Smith, proyecto que establece un mecanismo de censura sobre internet,  con la excusa de perseguir la piratería, una práctica social que se ha utilizado durante años para acceder de manera alternativa a cualquier obra. De ser aprobada esta ley, se verían afectados Youtube y Google, por dar algunos nombres. Nuevamente, queda comprobado el poder y la influencia que estas sociedades generan, y la presión que pueden ejercer al momento de verse afectados. El oligopolio continúa.

Internet se ha transformado en una herramienta trascendental para el artista, por su masividad y auge, y así quedó demostrado cuando Radiohead lanzó el disco In rainbows a través de su sitio web, en la modalidad “Paga lo que quieras”.  No se reveló cuánto recaudó el disco, pero las estadísticas aseguran que se vendieron 3 millones de copias, 100 mil boxset, 1.75 millones de copias del CD físico, 30 mil ventas a través de iTunes la primera semana, se escuchó 17 millones a través de Last.FM y el tour lo vieron 1.2 millones de personas, lo que demuestra que un artista puede prescindir de un sello (Aunque estemos hablando de Radiohead). Pero en el caso de una banda emergente, no es imposible (Probablemente hace 20 ó 30 años atrás sí lo era) lograr un grado de masividad de forma independiente. Nine inch nails y Smashing Pumpkins también optaron por esta modalidad de difusión y los resultados, aunque no superiores a los de Radiohead,  también fueron exitosos.

Para el creador emergente de hoy en día, las opciones de difusión son variadas (Myspace, Purevolume, Soundcloud, Goear, Youtube) y por otro lado, con una inversión no mayor, los estudios caseros o Home studio son una excelente opción, además de que variado software de grabación (Ft Studio, Audacity, Adobe audition, Audio Recorder Plus), instrumentos Vst y otras aplicaciones,  le han entregado la oportunidad de obtener un buen material, tal vez no al nivel de un estudio profesional, pero  sí de calidad aceptable.

Está claro que el negocio de los sellos continuará por muchos años más. No cabe duda, por otro lado, que está claro que una banda emergente jamás logrará el éxito que obtuvo NIN, Radiohed o Smashing Pumpkins en su difusión por internet,  pero lo que importa es que el artista ha descubierto la manera de propagar su material, sin peros, sin desviaciones, de manera íntegra y dejando de lado ese modelo recalcitrante, avasallador y retrógrado impuesto por este oscuro mercado.

[CC 2012, Andrés Silva Odellober]

Anuncios

Un comentario »

  1. Tal como lo dice Olleboder, las compañías discográficas son basura y jamás hubieran a poyado a un grupo tan fenomenal como este.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s