Pasión Mefistofélica (poesía)

Estándar
Vampiro.1997.Alvaro Pemper

Vampiro.1997.Alvaro Pemper

Por Andrés Odellober.

Todo comenzó en un bar. Su mirada me devoró.
Yo me acerqué y le invité unas cuantas copas.
Llevaba un largo vestido rojo escarlata que cubría su eternidad.
Sus manos y sus pálidas mejillas eran tan frías como el hielo.

No recuerdo su nombre, sólo sé que me enamoré, desesperadamente
De su enigmática belleza, de su burda expresión.
La invité a mi hogar, la dama de cabello bermejo aceptó,
Pues me confesó que venía de un lejano y desconocido lugar.

Era tenebrosamente hermosa. Sus ojos eran como llamas incandescentes,
Sus palabras eran como cuchillos filosos.
Aún puedo sentir sus infames labios tajando los míos.
Me poseyó, me hipnotizó, de alguna manera mi alma ahora le pertenece.

Pasamos la noche, ella me acarició, incluso mire, esta es su… ¡Mierda!,
¿Cómo puede ser? No entiendo, creí haber guardado su fotografía.
Puedo jurar que estuvo hace un momento conmigo, su fuego me surcó.
Todo es tan confuso, sólo desapareció. Cenizas y azufre en mi cama.

La siniestra voz me dice que nos volveremos a ver.
Ella me buscará, sé que así será
Y cuando me encuentre, yo estaré listo.
Me consumiré en el universo de lo desconocido.

Por favor, sírvanme otra copa.

[CC 2012, Andrés Odellober]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s