Erizo: principios de Mayo

Estándar

Ёжик в тумане

Nuestro concurso “Pepe Yeruba Award” ha tenido tal repercusión que ha sido un virtual éxito y por eso estamos muy contentos. Los trabajos llegados son de una calidad indiscutible y será una dura batalla decidirnos por uno. De hecho, el jurado ha discutido más de una vez, adelantando posiciones y generando un ambiente enrarecido en Erizo. Y enrarecido decimos a las declaraciones de Juan Calamares al referirse a la persona de Luis Saavedra: “¡Qué tremendo idiota! ¡Yo que fui guionista y tengo tantas novelas!, ¿me viene a enseñar qué es literatura?” En tanto que Luis Saavedra decía sobre el jurado Remigio Aras: “Ese patán conconino, ¡seguro que envió algún texto con alguna de sus encarnaciones! ¡Lo conozco tan bien!”. Por su parte, Remigio Aras opinaba: “A Sergio Fritz no lo conozco, nunca lo he visto en la calle o leído sus escritos, ¡pero cómo lo odio!” Y el afectado Sergio Fritz decía: “¡La culpa de todo la tiene Andrés, que ahora solo me escribe correos en inglés diciéndome que compre Cialis!” Y Andrés Odellober no expresó nada porque su rabia pudo más y se largó de la reunión. En consecuencia, Sergio Fritz fue expulsado de Erizo por constituirse en un elemento beligerante dentro del grupo. Prometemos que, a mediados de mayo, daremos a conocer el fallo ahora que podemos trabajar tranquilos. Por mientras pueden deleitarse de este número y el último texto de Fritz en Erizo.

Los Plosoms, por Andrés Odellober. Se abren las nubes sobre Springfield y aparece la nomenclatura, mientras un coro angelical canta: “Los ploooo-soms”, pero luego cambiamos el dial para llegar al canal AXN. Aventuras intergalácticas y la amenaza de la dimensión 7-X (aunque la 3-X es bastante placentera), de la mano de un científico que no es explorador ni soldado, sino científico.

El Anillo, por Sergio Fritz. No diremos nada de este relato porque no nos corresponde pronunciarnos de un ex-miembro de Erizo.

Leyendo revistas viejas en la sala de espera del Dr. Wuntseld: El pan nuestro de cada día, Tori Amos, Buñuel y la Robotina, por Remigio Aras. Siempre es un placer ir al loquero con Aras, no es necesario estar loco y el mismo Remigio confiesa que lo hace únicamente porque la recepcionista está más rica que el pan con chancho. Todo el plantel de Erizo pasará al menos una vez por el diván del loquero. Eso dicen las estadísticas.

La maldad del Erizo, por Juan Calamares. Un nuevo y repetitivo cuento donde el autor vuelve a hacerse presente en forma de protagonista apolíneo y heroico, aunque todos sabemos que es un patán que tiene envidia de Luis Saavedra al punto de atacarlo repetidas veces en sus sueños y sus ficciones. Afortunadamente se adereza con un poco de terror, un poco de ciencia ficción, pero faltó esa pizca de sexo para estas noches que ya están tan frías. ¡Ay, Juan, tan elao que estai!

Vidas imaginarias de mis amigos: Sergio K. Amira (PARTE 4 y final), por Luis Saavedra. El excitante final de nuestro serial pulp de ciencia ficción, amor, amistad, cibernética, águilas romanas, los pitufos, Sergio Alejandro Amira, la Pitufina en pelotas, Philip K. Dick aunque no salga, Juan Calamares a pesar que sale, millones de años, un segundo. Y todo gratis. ¿Qué más quieren, malditos? ¡Déjennos tranquilos!

‘nuff said!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s