Los Plosoms

Estándar

 

rafa (1)

Por Tué Tué

Nota :  El  comité  editorial  Erizo  considera  que los  errores   gramaticales  o sintácticos son parte del  estilo del  autor, por lo tanto ha  decidido  mantenerlos. Y si por casualidad a alguien le interesa leer los episodios anteriores de Los Plosoms: Capítulo 1, Capítulo 2, Capítulo 3.

Según lo que tengo informado, había una vez una persona llamada Pablín. Él era como cualquier otra persona, exceptuando con una habilidad  única, Pablín podría crear portales que lo llevaba a otros mundo y dimensiones, pero no tenía la capacidad para controlarlo a voluntad. Ésto le causaba muchos problemas, a veces se abrían portales que cruzaban algún amigo o familiar que nunca más volvía aparecer o simplemente lo cruzaba él, haciendo que permaneciera desparecidos por meses o años. Incluso lo había internado en un manicomio por cinco años que permaneció en un mundo similar a al tierra y llegó contando de que Allende no había muerto y que Pïnochet fue el héroe que salvo al gobierno socialista del Chile de 1973, como también alegaba de que un tal “Prxy” le dijo que viva en un mundo artificial creado para ser parte del engranaje para mantener en coma eterno a dios, ya que si despierta acabara con todo el universo, que es el sueño de este cósmico ser… Sin embargo, esto son elementos ajenos a la historia que quiero contar,  pero esenciales para que entiendan, ya que lo que voy a contar es el día en que Pablín viajo al mundo conocido como Plosms.

Pablín se encentraba como siempre tomando sus medicamento anti -psicóticos , cuando de repente de la nada se abrió un portal delante suyo. Al principio, Pablín disidió ignorarlo ya que pensaba que se traba de alguna “episodio” metal que estaba experimentando. Pasaron horas en que el portal cada vez perdía de consistencia y Pablín se dedicaba a ignorarlo. Pero en vista de que  la “alucinación” no se iba y el joven decidió cruzar por él, ya que de sí lo cruzaba y no ocurría nada, acabaría con la perturbación metal que experimentaba. Que equivocado estaba por pensar así. Cuando se dio cuenta de que ya no se encontraba en su casa, en un entorno que no era nada familiar con arboles de conos semi-conicos; con una enrome flor morada que pareciera tener en su centro un especie de ojo, y un cielo de color morado, Plabin dejo de engañarse de que era mera ilusión de las sinapsis que sufría en su cabeza. Así que, decido explorarlo   el extraño mundo. Pero fue sorprendido por por unos insectos-lagartos que portaban extrañas lanzas-escopetas. Parecían estar enojados con Pablín, que lo expresaban con sus enromes ojos amarillentos brillosos,  y éste huyo de inmediato a través del bosque, mientras las insectos-lagartos disparaba extrañas armas, que realizaban un zumbido leve y disparaban un especie de bola lumínica anaranjada, el cual uno de ellos le llega  directo por la espalda hacia el corazón. Pareciera que al fin Pablin se había encontrado con su creador, pero lo que sabía es que los insectos-lagartos tenían mecanismos y tecnologías más allá de lo comprensible.  Claro que sí. ¿Cómo crees que te estoy mintiendo?. Sí me dejas terminar, podrás entender todo lo que te estoy contando.

Pablin, despertó bruscamente dentro de un especie de capullo. Todo desnudo y cubierto por una viscosidad blanca. Su primera reacción, fue buscar la herida en su corazón. Pero no halló nada, incluso notó que su grabe caso de “píe de atleta”, ya que uno de sus pasatiempos era el trote por los cerros,  se había curado por completo, además de haberse borrado algunas cicatrices de la infancia , como el corte que recibió en su rodilla, cuando se dio una vuelta carnero encima de la cama de sus padres, ya que su hermana dejo un vidrio encima de la cama. Cuando terminaba de  revisar su cuerpo, entraron dos insectos-lagartos y lo tomaron de sus brazos y lo arrastraron por serie de galerías y pasillos, mientras Pablin sólo se dejaba estar. En el trayecto, Pablin notó que había diversas cosas tiradas y ordenadas por esos lugares, entre las cuales había una serie de armas de extrañas formas, platillos voladores, recipiente donde se aprecian seres espectrales, huesos de extraordinario tamaño y de formaciones nunca antes vistas, pero lo que más se sorprendió fue que encontró objetos ya conocidos, como viejas televisores con  bulbos, que trasmitían viejos programas de “Sábado Gigantes”, diferentes sombreros, capuchas y máscaras, entre otras cosas que parecían sacadas de un sed de un televisor o  el patio de un acumulador compulsivo.  Cuando llega a lo que pareciera ser un gran salo, Pablin se da cuenta de que ahí un enorme trono donde estaba sentado alguien, quien se levanta notándose quera un especie de hombre con una armadura parecida en forma y tamaño a los insectos-lagartos y que usaba unas capas que simulaban ser alas de libélula. Su presencia pareciera imponente cada vez que se acercaba a Pablin… Pues claro, cualquiera se asuntaría con semejantemente monstruo y sobre todo cuando tenía unas enormes puás que salía de su antebrazo. Yo estaría aterrado por lo mismo. En fin, cuando estaba los suficiente mente cerca, él hace un especie de sonido gutural que parece salido de una radio con interferencia, Los dos insectos-lagartos parecieran entenderlo y suelta a Pablin  y se retiran del lugar. Pablin se mantenía agachado, como tratando de esconder sus vergüenza, mientras su extraño amalfitano  lo miraba con detenimiento  al rodearlo como un depredador a su presa.

– Bueno, bueno. ¿Qué te pareció Plosoms? – Dijo el personaje con armadura.

– ¿Quién es usted y como sabe mí idioma?

– ¿Dónde está mis modales?  M presento, yo soy el rey de los Interviboros, la mano y los ojos     de Plosoms, el planeta donde llegaste. – hizo una pausa para colocar sacarse el casco que usaba–      Pero más que eso, yo soy tu padre. Pepe Yeruda.

– ¡Noooooooo! – Grito con todo sus pulmones, mientras miraba horririsado el rostro de    Yeruda.–  Es imposible…

– Hijo mío, nada es imposible. – Yeruba se acercaba a Pablin, mientras éste alejaba como un        perro –  ¿Porqué crees que tiene esa habilidad de abrir portales a otros mundos? Y muy pronto      aprenderás a manejarla, conmigo al lado, como padre e hijo.

Pablin quedo sin habla, sobre la tremenda revelación, pero entonces se habré un portal.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s