Archivo de la categoría: Juan Calamares

Erizo: Especial de Navidad / 2014

Estándar
Ёжик в тумане

Ёжик в тумане

El Padre Erizo, que fue alguna vez benévolo, en estas fechas no lo es y es el Padre Krampus, y sale a los campos despoblados a ver si pilla en la soledad a algún niño desprevenido, abandonado como un perro. Lo cocina con especias propias de esta época como romero, tomillo, clavo de olor, e incluso vainilla, si tiene el dinero para comprarlo en algún Walmart. Lo sirve la Noche Buena de tal manera que las formas se diluyen, y todos disfrutan y lo felicitan sin saber la terrible verdad. De a poco, el padre Krampus acostumbra a sus invitados a probar la carne humana, a sentir dependencia de esa esencia dulce y mórbida de un niño tierno. Sin darse cuenta, los invitados sienten la necesidad de salir a los callejones vistiendo sombreros de ala ancha y sobretodos que puedan ocultar sables y machetes. Secretamente comparten el Gran Libro de las Recetas, en donde ustedes no encontrarán ni cordero ni cerdo como ingredientes.

Una noche de paz (ficción), por Tué-Tué. Nuestro querido Benjamín disléxico nos trae un relato de justicia en la noche más dulce de todas, que no es Walpurgis. Apariciones de Luis Saavedra, Juan Calamares y, cómo no, Santa Claus, cuya denominación nos obliga a decirle así, y no Viejito Pascuero.

Estudio sobre la pareidolia en la borra del café (ficción), por Luis Saavedra. ¿Se le podría haber ocurrido un título mejor al autor? No, porque según él, es el título perfecto después de haber descartado otros como “Molloch”, “Identidad Suspendida” y “Yo fui un hombre lobo adolescente”. Café para combatir el sueño y matar todas las ilusiones.

Un cuento de Navidad, por Philip K. Dick (ficción), por Juan Calamares. Y volvemos a echar mano de antiguos especiales para rellenar los relatos que no llegaron. Esta vez con un cuento que forma parte de la antología Poliedro V, a salir el próximo año. Calamares siempre quizo ser como PKD, pero secretamente sabe que ese puesto ya lo ocupó Sergio A. Amira.

Cuentos de invierno (ficción), por Ramiro Sanchiz. Este pobre chico es uruguayo y pudimos embaucarlo haciéndole creer que publicar en Erizo mola y no el equivalente literario a tener cáncer testicular. Pero como todo esto se trata de pasarlo bomba, el cáncer puede llegar a ser divertido. Un regalo de navidad para nuestros lectores; compus de los 1980’s, Wlliam Gibson, escenarios cyberpunk y metarrealismo. Papa fina en Erizo.

El Grupo Erizo desea que estas navidades puedan pasarlas en familia, aunque sea en la cárcel. Después de todo un convicto con la cara rajada puede llegar a ser tu marido. Reciban la bendición del Padre Erizo y aléjense de gente mala como escritores de ciencia ficción y vendedores ambulantes de biblias. Amén.

 

Anuncios

Erizo: Especial de Noche de Brujas / 2014

Estándar
Ёжик в тумане

Ёжик в тумане

Erizo está cansado. El Padre Erizo se aleja a su comodidad en lo más profundo de la montaña, desde allí ve como el Erizo languidece. Pero de vez en cuando, rompe su contemplación para obligar a escribir a los que quedan. Sobre todo si es Halloween o Navidad. Los especiales de Erizo son apetecidos y ya se lo quisieron otros falsos grupos literarios. El Padre Erizo observa al pequeño Tué y a Saavedra, pero ya no mira más allá de ellos dos. ¿Será hora que el Erizo necesite sangre nueva?

Un cuento de terror para Erizo (ficción), por Tué Tué. El pequeño Tué, el más joven de los Erizos, viene a complacer al Padre Erizo presentando este texto sobre el rock star Calamares. Un relato desde el profundo averno moral que nos viene a hacer reflexionar el porqué el hombre está en una sempiterna lucha consigo mismo y el mundo interior. En realidad, no pasa nada de esto, pero es un texto disfrutable para estas fechas.

Desolación (ficción), por Luis Saavedra. Vuelve el escritor favorito de los fantasmas, porque son los únicos que lo leen. Saavedra amenazó con escribir un relato de auténtico terror y humor, digno del Erizo, pero terminó pergeñando este triste recuerdo de sus días mejores. La historia de una chica sumida en el pozo de la tristeza y el encuentro con otros tipos de pozos, aún más profundos.

Una máscara para Roberto (ficción), por Luis Saavedra. Rescatamos este cuentito publicado en el momento en que pasó desapercibido. No es que no vaya a pasar lo mismo, pero al autor le hubiera gustado etiquetarlo bajo un Especial de Noche de Brujas, así que qué diablos. Adelante, vean.

Cortando cabelleras en el Fin del Mundo (ficción), por Juan Calamares. Aunque ya no fue el fin del mundo, nos hubiera gustado leerles este tipo de relatos a las hordas de zombies que arrasaran el mundo. El mundo se vuelve cada vez más fome, a medida que van cayendo los mitos y los ánimos milenaristas. En mil años más, Erizo volverá a escribir un especial sobre el fin del mundo.

Prolegomena zu einer jeden künftigen Pataphysik (ficción), por Remigio Aras. Del peluquero que mejor escribe en Concón, recuperamos este textos hecho para disfrutar su imagen de cabecera. Por que es gratuita, y también porque sale Pablín y Calamares, y al final Saavedra luce una corona de espinas doradas que le queda muy cool.

Un nuevo año y un nuevo Especial de Halloween. La comida está servida en la mesa del Padre Erizo, santificado sea su nombre. Comed y bebed de su mesa para que este 31 de octubre no sean visitados por los tordos de mal agüero ni los rostros en la oscuridad.

La Madre Erizo

Estándar

La Madre   erizo  recibe  a los tres   chifladejes

Por Tué Tué

En una media agua grande, destartalada y húmeda, obviamente la casa de Saavedrege, se encontraban los Erizos. Serege Amirege con su clásica botella de Black Daniels. Todos sentados en cajones de verduras y teniendo orgías sexuales caníbales entre ellos. Destacandose la de Calamarege y Saavedrege como la más nauseabunda. Pero estoy divagando, como lo hice en 1954. Fue una completa locura. Tantos robots destruidos y clones muertos… En fin, lo importante es que en esta reunión, uno de sus miembros realizaría una predicción. Su nombre es Visho, por si no lo sabían. Influenciado por cerveza y tal vez un Black Daniels que le robó a Amirege, Visho se ubicó en medio de los Erizos y delante del Padre Erizo y sin que nadie pudiera detenerlo, dijo: “De las llanuras húmedas del valle de la Mocha, nacerá una niña de madre pedagoga en artes, profesión mal vista en esta patria infame, y padre hippie, por lo menos eso creo yo. Esa niña, traerá luz y esperanza a los Erizos, que han caído en los vicios y excesos de su líder. La Madre Erizo, sera nuestra maestra ahora…” Luego, comenzó a tirar espuma por la boca y convulsionar en el piso.

Los Erizos rieron por la cantidad de estupideces salidas de la boca de Visho, pero sobre todo, porque a Amirege le dio por arrojarle Black Daniels encima.

Los Erizos no tomaban en serio a Visho, ya que siempre decía incoherencias y estupideces, como su extraña teoría sobre el origen del universo, llamada “Big Bag”. Ésta aseguraba que a dios se le había caído la cartera y que de su interior había salido todo su contenido. Creando de esta forma el universo que conocemos y por conocer. Visho aseguraba que en algún momento, dios recogería las cosas de su cartera, lo cual implicaría el fin del universo. Por eso los Erizos se burlaban de él y no lo tomaban en serio. Sin embargo, el Padre Erizo, el más sabio de todos ellos y la vez el más idiota, estaba preocupado por la predicción. Sabía que en algún momento del tiempo y el espacio, entre tantas orgías caníbales, aparecería la Madre Erizo y se apodaría de su puesto. Así fue, que mando llamar a Ferradege, Amirege y Calamarege, los llamados “Los Tres Chiflados”. Un trió del cual no formaba parte Saavedrege, ya que había sido violado y comido por los Erizos. Los Tres Chiflados respondieron al llamado del Padre y éste le dijo:
– Hijos míos, viajen a Concepción y busquen a la llamada, “Madre Erizo”, y acaben con ella…
– Pero Padre… – Interrumpió Calamarege con temor en su corazón– Según Visho, ella se encontraría en el valle de la Mocha…
– ¡Así es! – Reforzaron Amirege y Ferradege. Pero los tres recibieron una cachetada del Padre Erizo, de una sola vez. – ¡Trió de idiotas!. Concepción está en el valle de la Mocha. Así que, hagan lo que he comandado yo, su único e inigualable maestro…. ¡Vayan! – dijo apuntando hacia la puerta de la media agua.
Los tres Erizos se inclinaron ante su maestro, pero al hacerlo se golpearon sus cabezas, una contra otra. Luego, se fueron de la media agua, pisado los restos de Saavedrege.
Cuando llegaron a Concepción, que estaba azotada por un temporal, los tres chiflados comenzaron su búsqueda. Primero en un ciber-café, donde en un computador, Amirege ingresó las palabras “Madre pedagoga en artes y padre hippie”. Pero solo encontró artículos y algunos pdf. Luego, a Ferradege se lo ocurrió revisar hospitales y clínicas para ver si encontraban a la niña. Pero lo que descubrieron fue que las instituciones de salud no entregan información de sus recién nacidos a tarados como ellos y que patean muy fuerte el trasero. Cuando veían perdida la misión encomendada por su Padre, los tres chiflados se sentaron bajo las piernas de un T-Rex, en la Plaza Acevedo. Estaban tristes y resignados ante el castigo cruel que recibirían del Padre Erizo, mientras se golpeaban extrañamente unos a otros, echándose la culpa mutuamente. De pronto Calamarege vio pasar a Tue-Tue, quien iba sacando el tono de su quena para guiar a extraños y monstruosos seres. Estos eran invisibles, pero eran visibles en la cabeza de Tue-Tue. Tue-Tue también era un Erizo, aunque a veces su enfermiza mente lo dudaba. Mente atormentada por las ideas que intentaban salir por la entrada angosta de su cabeza, para ser materializadas por él en el mundo en que vivimos. Pero la verdad, es que era un Erizo que recibía mucho bullying, por los mismos que consideraba compañeros… Discúlpeme. Una vez más me salí del tema…En fin, Calamarege sabía que si seguían a Tue-Tue podrían encontrar a la Madre Erizo. Pero era por una tonta corazonada, no tenía una razón lógica y aceptable y más aún, tecnológica y creíble, para seguir a aquel que, a pesar de ser un lerdo de la ortografía, era el mensajero del caos. Sabía muy bien, que Tue-Tue era guiado por fuerzas extrañas y extravagantes, las cuales lo conducían hacia eventos que llamamos “coincidencias”. Era sabido que una vez encontró por “casualidad” a Jorge Baradit en un mall en Los Ángeles, en una librería, y que otra vez entre revistas viejas y libros polvorientos, halló un cómic original de “Sandman”. Por esta razón lo siguieron por todo Conce, sin saber que a Tue-Tue le gustaba caminar largas distancias. Después de una agotadora caminata, en que Amirege fue abordado por testigos de jehová, Ferradege atacado por un grupo de queltehues y Calamarege… bueno digamos, que nunca se meterá con una mujer por un buen tiempo. De cualquier forma, eso le pasa por caminar en la intercepción de las calles Bulnes con Orompello… En fin, Los Tres Chiflados llegaron a una clínica muy costosa, siguindo al enajenado Tue-Tue. Pero en un momento lo perdieron de vista porque dejó de tocar su quena. Estuvieron varios minutos perdidos, en los infinitos pasillo pulcros de la clínica y cuando Ferradege se puso impaciente, le mandó un golpe en la nariz a Amirege, por haber perdido a Tue-Tue al distraerse por tomar su Daniels. Luego, sin razón aparente, le mandó una patada justo en el coxis a Calamarege y le dijo:
– Por culpa tuya, perdimos el tiempo siguiendo a ese truhan. Debería…

– ¡Espera Amirege! – Interrumpió Calamarege, señalando una habitación con la puerta abierta, justo antes que Amirege le diera un golpe al hígado –. Ahí está, ¡El Tue-Tue!.
Los Tres Chiflados asomaron sus cabeza hacia la habitación, uno abajo del otro en el orden de Calamarege, Amirege y Ferradege. Ellos vieron, como el Tue-Tue estaba feliz, algo muy raro en tan extraño “cryptid”, viendo a una pequeña recién nacida, que tenía los ojos bien abiertos y no dejaba de chuparse su pequeña manita. Cuando vieron con más detalle que otras personas estaban en la habitación, notaron al padre de la criatura, que parecía estar siempre relajado, un hippie cualquiera, y la madre de ésta, una mujer que reflejaba una sensibilidad artística única y la vez el peso de una lucha sin fin, una pedagoga en artes por cierto. Así fue, que Los Tres Chiflados se dieron cuenta de que la pequeña que miraba a Tue-Tue, era la Madre Erizo a la que tanto buscaban. Así que sin más pensar, Los Tres Chiflados sacaron sus armas hechizas y se abalanzaron hacía la bebé. Pero el Tue-Tue les hizo frente con una máscara en el rostro, (que se lo coloco en un nanosegundo).
– ¡Alto ahí! – dijo Tue-Tue con su puño al frente y asustando a sus oponentes –. Vosotros, han sido guiados por mi quena maldita, como ratones de Hamelín al río, para que contempléis la luz que guiara a los erizos a una nueva generación de locuras y manías obsesivas. Así fue, como ustedes tres fueron engañados por el terror de Conce… Contemplad a la bebé – Tue-Tue, sacó a la bebé de su cuna y la alzó, bajo la mirada preocupada de una madre a punto de matarlo, cuyo nombre, por cierto, es Pame –, Leonor entre todas las de su estirpe. La Madre Erizo.
Amirege, Ferradege y Calamarege quedaron tan sorprendidos por el aura que la bebé Leonor, que arrojaron sus armas al piso y se arrodillaron antes de que sus ojos padecieran cataratas por la luz que emanaba la pequeña criatura, que no dejaba de decir “mamamama”. Los Tres Chiflados, no pudieron hacer lo ordenado por el Padre Erizo. Cautivados por la pureza de la bebé que transmitía vida e inteligencia extraterranea de sus ojos. Entonces la mamá rescató a su hija y golpeó brutalmente a Tue-Tue, quien por una suerte milagrosa logró sobrevivir. Pero con secuelas, claro está. Cualquiera pensaría al leer este bodrio de relato, que las horas estaban contadas para quien sería la cabeza y soporte de los Erizos. Sin embargo, Leonor tomaría su lugar al cumplir 30 años de edad. Así que, el Padre Erizo seguiría en el poder y disfrutaría todo lo que con lleva. Claro está, por ahora… ¡Muajajaja!

Erizo: Febrero/2014

Estándar
Ёжик в тумане

Ёжик в тумане

Las vacaciones son un momento tenso para Erizo. La gente nos abandona y se va a lugares donde no podemos hacerle llegar nuestras ficciones. La playa, el campo y la montaña nos repelen porque siempre fuimos ratas de ciudad destinadas a estar atadas al asfalto y los pequeños departamentos sociales y calurosos. Nos escurrimos por alcantarillas y por antiguos canales de regadío hasta las camas de los millonarios excéntricos, a susurrar en sus sueños las terribles palabras: “tuiques en arsenarl, ¡TUIQUES EN ARSENARL!”.

La columna gorda del Gordo Vimana: “Tuiques en Arsenarl”. Vuelve nuestro gordo más querido por el Padre Erizo y trae más problemas a la gente que lo rodea. Su saga continúa por rumbos que nadie imaginaría porque nadie lo lee.

La estatua ecuestre de Teobaldo Mercado (Ficción), por Tué-Tué. El más joven adalid de la Extravangancia Ficción nos regala este cuento que es un especie de viaje a la semilla o algo así, que esperamos que atraiga a muchos lectores para Erizo, ahora en esta hora aciaga del verano.

Luis Saavedra no tiene Facebook ni Twitter porque es un cavernícola tecnológico que cree que su alma será robada por Mark Zuckerberg para quizás qué fines estrambóticos. No se da cuenta que ya es suficiente humillación pertenecer a grupos como Erizo, que le roban no solo el alma sino también dinero.

Erizo: Enero/2014

Estándar
Ёжик в тумане

Ёжик в тумане

Un nuevo año para webear al Innombrable. 365 nuevos días para humillarlo, intentar reconciliarnos, reconociliarnos, y volverlo a humillar en un ciclo infinito de dulzura y agraz que empezó hace milenios, en las cavernas de Altamira. Entonces el Innombrable era un humilde dibujador de manos en las murallas que se peleaba con todos porque decía que era un troll, concepto que nadie entendía entonces. En eso llegaron tres chicos nuevos a la tribu que respondía a los nombres de Amu, Saa y Calar que de inmediato hicieron buenas migas con el Innombrable -en aquel tiempo, Inno. Con el tiempo se dieron cuenta que Inno era un viejito muy chistoso y comenzaron a dibujar sus aventuras en en los muros. La tribu entera rió, pero Inno pensó que eran ofensivas. Veinte mil generaciones después seguimos en la misma disyuntiva. Las aventuras del Innombrable son chistosas para todos, menos para su inspirador.

Solsticio, por Luis Saavedra (ficción). En una época en la que todo es posible, Juan Calamares tiene diez años y el mundo es nuevo para sentirlo. Es la bendita edad que no contempla remordimientos ni consecuencias. Saavedra describe una aventura maravillosa en la vida de Calamares y sus amigos.

El Gran Erizo (ficción), por Martin Muñoz Kaiser. Nos honra con su participación uno de los escritores jóvenes chilenos más prometedores del último tiempo: Martin Muñoz Kaiser, autor de la épica El Martillo de Pillán, Warm Blooded Killers (en conjunto con el erizo Amira) y Evento Z: hambrientos en Valparaíso, novela de zombies a ser publicada este año. Si quiere saber más sobre este musculoso autor, vea aquí la entrevista realizada por Grupo Erizo mientras comían empanadas.

DETRÁS DE LAS RISAS: La verdadera historia de Grupo Erizo contada por sus protagonistas, por Juan Calamares. Para quienes no conozcan qué es el grupo Erizo, aquí se enterarán que siguen sin saberlo. Amira, Calamares, Saavedra y muchos extras de lujo como Jorge Baradit y Teobaldo Mercado, y otros de medio pelo como Tué-Tué, en un texto que hará explotar las neuronas de felicidad.

Vendetta (ficción), por Tué-Tué. La extravagancia ficción es el género literario inventado por este autor y que causa furor en Europa, Estados Unidos y Japón. Un estado emocional de alienación que obliga al lector a hacer su mejor esfuerzo para no ser devorado por la pluma del autor. Un nuevo volumen a la biblioteca Tué-Tué, que ya habíamos inaugurado con La Despedida de Soltero de Luis Saavedra.

Lo que Juan Calamares sabe de las mujeres, por Sergio Alejandro Amira. Y terminamos este mes con un texto del ex Remigio Aras que investiga en las entrañas de esa bestia musical llamada Juan Calamares. Un texto lleno de placer por la muerte y la degradación y el caos que acabará con este universo tarde o temprano, para gran placer de los erizos que están hasta las pelotas de vivir en esta realidad. Venga a leer lo que Calamares piensa de las bestias sensuales llamadas mujeres.

Lamentablemente no pudimos sacar nuestro especial de Navidad. Nos fallaron las fuerzas y el único que cumplió fue Amira. Nuestras resoluciones de inicio de año es volver a escribir las aventuras del Gordo Vimana, El Fin de Erizo y todas las series que están inconclusas y que ya no nos acordamos de qué iban. Todavía queda literatura para excéntricos millonarios dando vueltas en las cabezas de pordioseros de los esclavos que laboran en Erizo.

DETRÁS DE LAS RISAS: La verdadera historia de Grupo Erizo contada por sus protagonistas.

Estándar

erizo

Por Juan Calamares

Luis Saavedra: Una  noche  soñé  con un anciano  que decía llamarse  Padre Erizo. Me   dijo: “ve por  el mundo  y  busca  discípulos en mi nombre”. Y  así lo hice. Lee el resto de esta entrada

Erizo: Diciembre/2013

Estándar
Ёжик в тумане

Ёжик в тумане

¿Sabían ustedes que Erizo nació en Diciembre de 2011? Increíblemente esta alocada aventura que comenzó como el más serio de los magazines electrónicos cumple DOS años. Así como lo dicen todas sus letras. Dos. Y aunque no tengamos ya los bríos de antaño, no nos negarán que se divierten a costillas de las aventuras de Amira, Calamares, Saavedra, Alfonso, Pablín, Ferrada, Navarrete, Tué-Tué, Mercado, Vega, Rosselot, Fritz y algún otro que se nos queda en el tintero en el amplio mundo de la ciencia ficción y la fantasía. El futuro siempre está detrás de uno y es invisible. El pasado es aquello yermo e inamovible y no nos divierte trastear con él. De modo que solo nos queda el presente para seguir escribiendo la literatura para los excéntricos millonarios que nos visitan. El Erizo cumple dos años. ¡Que viva el Erizo!

La posera víspera navideña eriza (Ficción). La celebración de las fiestas de fin de año tiene que ser con el Grupo Erizo. ¿De qué otra manera piensa usted que exista diversión, desenfado y ciencia ficción de la buena? Además de una muerte y una crisis de identidad que amenaza el universo erizo. Spoiler: Como en ningún relato erizo y sorpresivamente, Saavedra muere.

Este mes es especial para todos los niños que nos leen, porque Papá Erizo visitará a todos y cada uno de ustedes para celebrar las navidades erizas. Hay que celebrar que hemos posteado 160 artículos. Una tradición de verborrea que nos deja muy orgullosos. Hay que celebrar el consumismo y la tripa llena. Y hay que celebrar que el niño Erizo estará en la cuna y será visitado por los tres reyes erizos: Baltamira, Gasparvedra y Calamelchor.