Archivo de la categoría: Crónicas de Alhazred

“La ciudad de los hielos” – Una novela olvidada del Mito Antártico.

Estándar
La ciudad de los hielos - Richard Sharpe Shaver

La ciudad de los hielos - Richard Sharpe Shaver

Por Sergio Fritz

Richard Sharpe Shaver (1907-1975)[1] es el autor, junto a Chester Geier (1921-1991)[2], de una  interesantísima novela  llamada “La  ciudad  de  los  hielos”[3],   perteneciente  a  lo  que puede llamarse con propiedad “Mito Antártico”, en el cual han de incluirse autores como E.A.Poe, H.P.Lovecraft y Miguel Serrano[4], especialmente.

Las razones para situar a la novela de Shaver en este campo pueden expresarse en los siguientes enunciados, cuyo desglose vendrá en las próximas líneas:

1.- La Antártida como centro narrativo;

2.- La Antártida como mysterium y lugar hostil; y

3.- La Antártida como sede de una civilización oculta y milenaria; y de fuerzas especialmente Lee el resto de esta entrada

Crónicas de Alhazred ep. 1

Estándar
Crónicas de Alhazred episodio 1

Kitab al-Aziz

Por el árabe loco.

Soy conocido como Abdul Alhazred, aunque en verdad en árabe legítimo mi nombre es ´Abd al-Hazra (“Siervo del Prohibido”). La culpa del error la tiene el recluso de Providence, el loco-Lovecraft o Lococraft, quien se refería a mí como Abdul Alhazred. Pero, quizás se lo puedo justificar. Su cabeza almacenó demasiados mundos y habitantes ruidosos para que no dejara de errar. Además, el gringuito amante de las pelucas y el decadente Imperio Británico, ¡no tenía por qué ser un experto en árabe. En fin, desde mi estado de larva psíquica pretendo comunicar mis aberraciones a los no menos enajenados que pretendan leerme. Pues, eso lo aseguro, siempre habrá alguien llano a oír mis palabras infectas.

Se acercan tiempos gloriosos. Caos por todas partes. Nyarlathotep construye su morada. Los dioses malditos no pueden estar más cerca…  Sí, en el Kitab al-Aziz, libro que yo escribiera en piel humana (específicamente la de un estúpido estafador de Damasco que me delató ante los sabios coránicos, quienes iniciaron una veloz persecución en mi contra)  predije que cuando las estrellas fueran propicias para el Prohibido, es decir tuvieran una alineación particular (formando un pentagrama con cinco de aquéllas) su Reino estaría cerca.

Y si hasta los malos intérpretes  de los mayas han intuido algo para fechas cercanas (no, ¡sáquenselo de la cabeza! El Día Glorioso no será el 2012, pero tampoco una fecha tan distante a la actual).

Y, yo, desde mi estado psíquico (tan psíquico pero real como Kadath) espero comunícame con algunos  humanos cualificados. Erizo será mi plataforma monstruosa. Aquí me reiré de las inocentes acciones de los hijos de Adán, aunque debo admitir que  a veces no lo son tanto (lo que demuestra que con el tiempo los seres humanos algo aprenden).

Sepan escucharme, sepan leerme, que en mi voz y pluma hay un mensaje más verídico que el de CNN, Salfate y la prensa chilena.

Pero Allah sabe más.

[CC 2011, Sergio Fritz]