Archivo de la categoría: Crónicas de Calamares y Saavedra

Incendiando las esferas de carey (relato)

Estándar
Luis Saavedra

¡Quememos a Luis Saavedra!

Por Juan Calamares.

(Algunos nombres han sido cambiados, pero otros no. Cualquier semejanza con la realidad es intencional)

Luis Saavedra se apareció en mi tienda de anteojos, muy alterado y gesticulando nerviosamente. Era extraño, pues él era un tipo tranquilo y rara vez se salía de madres. Venía a exigir que le pagara los 200 mil pesos que le debía desde hacía seis meses. Él, que siempre había sido una persona moderada, tenía una razón de peso para comportarse así: lo habían despedido del trabajo ¿Qué iba a hacer con el pago del dividendo? Cuando estamos desempleados, 200 mil pesos nos vienen de perillas. Además, ya era un hombre viejo y ninguna persona en sus cabales le daría un puesto con la misma remuneración. Lee el resto de esta entrada

Anuncios