Archivo de la categoría: Poesía

Omar Vega, el astrólogo (imagen)

Estándar

Omar Vega es uno de nuestros personajes favoritos por su versatilidad y sapiencia. Siempre nos da nuevas alegrías para continuar en esta infatigable labor de escribir en Erizo y hay veces que ni siquiera tenemos que escribir. Un abrazo para Omar.

El astrólogo del futuro

El astrólogo del futuro

Anuncios

Oda a Teokrito Merkado (poema)

Estándar
Teokrito Merkado

Teokrito Merkado

Por Sergio Fritz

Llegó desde las estrellas
Con sus lentes arcanos
Que ven realidades avanzadas,
Frente a él todos somos neófitos.

Teokrito, el dios-maldito,
El dios-delirante.
¡Azathoth!
¡¡OH-WA-CHAN-FAN-RATAPLÁN-RATAPLÁN-PLAN-PLAN!!
¡Azathoth!
El dios-ciego,
Caos reptante.
(¡Reptiliano!)

El escritor super-fantástico,
Más real que los rayos del Sol
Que saturan las visiones enfermizas.
Escritor de culto ignorado por los austeros
Y placer infame de soñadores.

Las masas no le interesan,
Pues su prosa es aristocrática,
Pues su prosa añeja de los 50-60 es gloriosa.
Aunque Chile, España y el mundo lo ignore
Tus escritos son revelaciones
Y aventuras homéricas.

[CC 2012, Sergio Fritz]

Pasión Mefistofélica (poesía)

Estándar
Vampiro.1997.Alvaro Pemper

Vampiro.1997.Alvaro Pemper

Por Andrés Odellober.

Todo comenzó en un bar. Su mirada me devoró.
Yo me acerqué y le invité unas cuantas copas.
Llevaba un largo vestido rojo escarlata que cubría su eternidad.
Sus manos y sus pálidas mejillas eran tan frías como el hielo.

No recuerdo su nombre, sólo sé que me enamoré, desesperadamente
De su enigmática belleza, de su burda expresión.
La invité a mi hogar, la dama de cabello bermejo aceptó,
Pues me confesó que venía de un lejano y desconocido lugar.

Era tenebrosamente hermosa. Sus ojos eran como llamas incandescentes,
Sus palabras eran como cuchillos filosos.
Aún puedo sentir sus infames labios tajando los míos.
Me poseyó, me hipnotizó, de alguna manera mi alma ahora le pertenece.

Pasamos la noche, ella me acarició, incluso mire, esta es su… ¡Mierda!,
¿Cómo puede ser? No entiendo, creí haber guardado su fotografía.
Puedo jurar que estuvo hace un momento conmigo, su fuego me surcó.
Todo es tan confuso, sólo desapareció. Cenizas y azufre en mi cama.

La siniestra voz me dice que nos volveremos a ver.
Ella me buscará, sé que así será
Y cuando me encuentre, yo estaré listo.
Me consumiré en el universo de lo desconocido.

Por favor, sírvanme otra copa.

[CC 2012, Andrés Odellober]