Archivo de la etiqueta: Andrés Odellover

Erizo: principios de Agosto (Especial “Pepe Yeruba” Award 2012)

Estándar

Ёжик в тумане

Al fin, después de un larguísimo Julio, hemos llegado. Hay que reconocer que Saavedra tuvo la culpa y merece la muerte, pero esta vez no será expulsado. Los actos de bondad como este prestigian a los grupos civilizados. Pero ya basta de asuntos internos y vamos a lo que nos convoca porque el “Pepe Yeruba” Award fue otorgado y celebrado entre vítores y bacanales en alguna parte del mundo, pero en Chile fue más humilde. Para ello tenemos un reportaje gráfico que da cuenta de la celebración.

Ceremonia de premiación del “Pepe Yeruba” Award 2012. Un reportaje gráfico de la feliz reunión de Emiliano Navarrete, el ganador del concurso, con sus héroes intelectuales, los miembros del Grupo Erizo. Invitados a esta ceremonia fueron I.C. Tirapegui y Teobaldo Mercado.

Yeruba on fire (Ficción), por Emiliano Navarrete. Ganador del Pepe Yeruba Award 2012. Navarrete gana con justicia este año y lo celebramos publicando su historia sobre la reconciliación aparente entre Don Francisco y Pepe Yeruba. Traiciones en esta historia crepuscular.

¿Qué fue de Pepe Yeruba?, la culpa no es del perro, por Remigio Aras. Hastiado de las imposiciones que le exige Erizo, Aras escribe con ganas de pegarle un combo a la mismísima barbilla del mundo. Pepe Yeruba es una excusa para hablar sobre lo que hay de aparente en el brillante mundo.

Los Plosoms: Epep Aburey (Ficción), por Andrés Odellober. Influenciado por el viejo Edgar Rice Burroughs, Odellober mete a nuestro científico, que no es aventurero ni guerrero, sino científico en una aventura que lo llevará a una ciudad misteriosa, regido por un rey misterioso con una hija misteriosamente bella.

El rapto de las Meninas por el Conde Demediado (Ficción), por Luis Saavedra. Una fábula moral sobre el poder de los medios y su efecto sobre las mentes débiles de los ciudadanos menos preparados. Cuando Juan Calamares se ve atrapado, su respuesta es la extorsión y el estupro.

La transfiguración de Pepe Yeruba (Ficción), por Juan Calamares. Una fantasía oscura en donde las pulsiones salvajes agarran a los personajes y los conducen a revolcarse en el asqueroso sexo. ¡Hasta donde vamos a llegar!

Y ahora sí a lo doméstico. Este mes anunciamos que Andrés Odellober ha reconsiderado sus ofensas hacia el Grupo Erizo y se disculpó vistiendo un tutú rosado y bailando El Lago de los Cisnes. Las disculpas fueron aceptadas por su increíble performance. Pero mientras Odellober saltaba y se estiraba como una prima donna, Luis Saavedra aprovechó de reprocharle a Calamares su odio hacia él. “¿Por qué muero en todos tus relatos, Calamares?”. “No, amigo, es una licencia artística”. “Pero cada vez que edito tus cuentos, tengo que sacar tus ‘¡te odio, Luis Saavedra!’ y tus ‘Luis Saavedra debe morir de la peor forma!'”. “No tengo respuesta a eso”. “¿Realmente sientes todo eso que escribes?”. “No tengo respuesta a eso”. “Creo que yo te gusto, Calamares. Si es así, no me respondas”. “No tengo respuesta a eso”. Entonces, Luis Saavedra decidió levantarse y anunciar su retiro del Grupo Erizo y salió disparado por la puerta, llorando. Lleva desaparecido tres semanas, publicamos su relato como un homenaje a su persona.

Los Plosoms: La Extraña Dimensión Mercadia (Ficción)

Estándar
El Rey Teobaldo, monarca de la dimensión Mercadia

El Rey Teobaldo, monarca de la dimensión Mercadia

Por Andrés Odellober

Los que desprecian a Teobaldo,
En Europa serían un chiste.
Con suerte los conoce su madre,
Se supone que son la vanguardia.
Canción feliz para Teobaldo, por Juan Calamares


El escenario no estaba a mi favor. Después de varias horas, aún me perseguían. Eché a andar dunas abajo, hasta llegar a una planicie seca y rocosa, y me escondí allí. Estaba sediento y exhausto, y el calor era insoportable. Necesitaba líquido urgente, o moriría deshidratado. De cuando en cuando, insultaba en silencio al maricón de Martínez. Todo este confuso incidente era culpa suya. Yo podría haber estado de vacaciones, sí, vacacionando en Hawai o en México. Embriagándome, drogándome y cortejando a alguna damisela de baja reputación. Pero no, me hallaba en una dimensión sin sentido, con seres feos y estúpidos y con ganas de matar a ese imbécil. Como deseé estar frente a ese conchesumadre. Lo hubiera derribado con una combinación de derechazos e izquierdazos, y luego de dejarlo inconsciente, hubiera meado su fea cara. Pero el pobre diablo debía estar en el estómago de algún monstruo con cabeza de rana o de vaca o de polilla, qué se yo. Eso me devolvía la tranquilidad. Lee el resto de esta entrada

Erizo: mediados de Marzo

Estándar

Ёжик в тумане

Se acabaron las vacaciones y nos enfrentamos al fin de mundo personal y no letal que es volver a la rutina diaria (trabajo, estudio, lo que sea que hagas el resto del tiempo). Pero Erizo es un ser mágico que vive el año (quizás no sea la medida de tiempo exacta, considerando las tres dimensiones extra en su mundo de origen) de manera diferente. ¡Feliz, feliz no-cumpleaños!, decía el Sombrerero Loco, y esto es algo parecido. Para asegurar una sonrisa pepsodent, Erizo les dedica estos textos de felicidad absoluta, repletos de buenas intenciones y gente linda digna de conocer. Feliz no-vacaciones para todos ustedes.

Vidas imaginarias de mis amigos: Sergio K. Amira (parte 2), por Luis Saavedra. Segunda parte de cuatro sobre la vida del escritor conconino. ¿Qué tiene que ver Katy Perry, el Imperio Romano y uno de los erizo cuyo nombre no se revelará aquí? Venga, acomódese y lea.

Sobre seres caídos del cielo, por Sergio Fritz. Este podría ser un artículo sobre gente que se descresta en aviones o decide suicidarse lanzándose al vacío desde el piso 15, pero no, Fritz se refiere a ánimas menos mundanas y mucho más incógnitas y feroces.

El Templo del Horror, por Andrés Odellober. Tan horrorosa como ver a Patricia Maldonado en tanga atigrada, es la inquietante sensación que surge de ver en la oscuridad y descubrir que está llena del alma humana más negra. Qué oración tan bonita.

La destrucción por el Arte, de Juan Calamares. Nuevamente (y ya van como tres veces) Calamares se coloca como protagonista de sus ficciones para vivir desaforadas aventuras que nadie toma en serio. ¿El Arte es aquello que hacemos cada vez que respiramos o existe algo mejor?

Recuerden que los erizos son excéntricos millonarios que se matan trabajando en labores paupérrimas y poco honorables, precisamente porque son excéntricos.

Erizo: mediados de Febrero

Estándar

Ёжик в тумане

Erizo tiene un regalo en este 14 de febrero. Un regalo de amor para todos ustedes, por que estamos tan enamorados de nosotros mismos que donamos a la humanidad estos textos perfectos con un poco de sexo (esa cosa secreta y cochinona de la que no se hablaba cuando niños), otro poco de humor y una pizca de conspiranoia. Una mezcla perfecta, afrodisíaca y secretiva.

Pasión mefistofélica, por Andrés Odellover. ¿Quiere tener un affair con un ser de las tinieblas? Váyase con cuidado que le puede quedar gustando.

Asedio a la casa del Conde Tiros, por Sergio Fritz. Magno Tiros es el protagonista de esta picaresca farsa tan dantesca como los calzoncillos de Juan Calamares.

Negocio redondo, por Patricio Alfonso. El que engaña al mismo Diablo tiene toda nuestra admiración, tiene toda la probabilidad de transformarse él mismo en un demonio.

El erotismo de Thomas Dolby, por Juan Calamares. Una indagación sesuda, concienzuda, patafísica de aquel asqueroso submundo de la venta del sexo por veinte mil pesos la hora, con un contacto y un francés incluido.

Vidas imaginarias de mis amigos: Sergio K. Amira (PARTE 1), por Luis Saavedra. Seguimos destruyendo las relaciones de amistad y ponemos en contextos peculiares a los compadres de Saavedra. Hoy le toca a un escritor tan famoso como cualquier integrante de Yingo.

Regálense amor y háganse tiras este catorce. Es un mensaje del Servicio de Bienestar de Erizo.