Archivo de la etiqueta: Emiliano Navarrete

Noche de Brujas 2013: Bonus (ficción)

Estándar
Rod Serling

Rod Serling

En la Galería Nocturna de Erizo hay muchos cuadros. Algunos mejor ejecutados que otros. Algunos demuestran las pulsiones internas de sus autores y otros la visión externa de mundos terribles. Pero todos son dignos de admirar. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Entrevista a Emiliano Navarrete: “Prefiero Celebrity Deathmatch, y de seguro escogería a Álvaro Bisama”.

Estándar

emiliano-presidente

Por El Padre Erizo

Padre Erizo: La entrevista es en directo y comienza ahora … ya. Cuéntanos, Emiliano ¿Quién eres?

Emiliano: Un ser humano Lee el resto de esta entrada

Indómito Amira (el origen)

Estándar

Por Juan Calamares (Basada en una historia de Calamares y Saavedra)

 

Lunes. 3:30. Erizópolis. El laboratorio de Omar Vega

―Ahora, Amira ―dijo Omar Vega―. Oprime el botón rojo.

Sergio Alejandro Amira corrió hacia el condensador de triones y buscó el botón en el inmenso panel. Había palancas, bombillas, giroscopios, todo desparramado en un inmenso despliegue tecnológico.

―No lo encuentro, maestro, no lo encuentro

―¡Cáspita! ―dijo el científico― Tendré que hacerlo yo mismo entonces.

El decrépito anciano bajó a duras penas por un tubo y se dirigió hacia el panel. Vio chispas y circuitos enredándose y bailando en la pantalla de termo láser. Toda la estructura temblaba.

―Debo lograrlo. Debo salvar a Erizópolis…

El condensador de triones era la fuente de la super tecnología creada por Omar Ernesto Vega, basada en principios veguísticos, que pondría a Erizópolis a 3.845 millones de años en el futuro. Ahora, sin embargo, estaba al límite. Si no se le ponía freno explotaría.

―¡Don Omar! ―gritó Amira.

Vio como el anciano se acercaba lentamente, el rostro desecho por la amargura de un proyecto fracasado. Se vio a si mismo convertido en un anciano. La idea le espantó. Metió la mano bajo el panel y sacó una botella de Jack Daniel’s.

―Que estás hacien ….

Omar Vega no pudo terminar la frase porque la habitación completa comenzó a temblar.

―¡Qué hiciste, Amira!

Había dejado caer la botella de Jack Daniel’s sobre el panel termo láser y toda la maquinaria chisporroteó. Las piezas bailaron y se elevaron como si un imán gigantesco las atrayera. El condensador de triones se hizo trizas. El panel resplancedió…

El cuerpo de Omar Vega se iluminó desde dentro, su piel translúcida dio paso a sus huesos. El tiempo se ralentizó y el científico creció. Sus ojos se inflamaron como burbujas de lava, la piel se le agrietó y sus brazos se alargaron hasta el suelo. Un Omar Vega inflamado comenzó a gritar entre los láser hiper catódicos y toda la sala giró en un torbellino de rayos de bobina tesla. Desde la estratosfera se pudo ver el estallido. Lee el resto de esta entrada

Yeruba on fire (Ficción). Ganador del Pepe Yeruba Award 2012

Estándar
Yeruba on fire

Yeruba on fire

Por Emiliano Navarrete

José Pizarro está cansado, no quería ir a la quinta reconciliación del nostálgico personaje “Pepe Yeruba” con su antiguo patrón “Don Francisco”. Pizarro creía que ya con cuatro reconciliaciones bastaba para la prensa de espectáculos, pero no, era jueves 1 de noviembre de 2018 y tanto la prensa como los políticos habían hecho mucho alarde con el bicentenario de la declaración de independencia al imperio español, pero nada importaba. Sólo querían una foto de Pepe Yeruba diciendo “Adelante, estudios” mientras Don Francisco miraría horrorizado al campesino embutido y moribundo.

Apenas se puede su cuerpo, la fatiga lo consume, la indiferencia lo gobierna, no sabe qué hacer Pepe Yeruba, o José Pizarro, o quien sea que habite ese cuerpo obeso y desgastado. Su nombre no importa, solo su patético disfraz. Arrastrando sus pies, muy lentamente mete su disfraz a la lavadora, le agrega aguarrás y un poco de diluyente. Nadie advierte de la estupidez de don José.

Ya es Viernes 2, son las 22:45 horas, en momento clave del quinto reencuentro con Don Francisco, don José grita “Adelante, Don Francisco”, enciende un fósforo en su zapato y se quema a lo bonzo. Lo que él no sabía era que sus nietos estaban disfrazados como él y que iban a abrazarlo, en vez de eso la producción se acerca con extintores, el ex-presidente Golborne salta despavorido hacia Pepe para Salvarlo y Florcita Motuda, actual presidente, intenta calmar a la gente con un poco de comedia obsoleta y ochentera.

Finalizando el acto, Pepe Yeruba reingresa al estudio del Teatro Teletón como minusválido y Don Francisco hace un lastimero resumen de su trayectoria. “Debí tomarme la pastilla de cianuro”, fue lo último que dijo Pepe Yeruba al aire.

[CC 2012, Emiliano Navarrete]