Archivo de la etiqueta: erizo

Desolación (ficción)

Estándar
Mars: Adrift on the Hourglass Sea – Desolation and the Sublime on a Distant Planet – Nicolas Kahn and Richard Selesnick

Mars: Adrift on the Hourglass Sea – Desolation and the Sublime on a Distant Planet – Nicolas Kahn y Richard Selesnick

Por Luis Saavedra

Me habló y me trajo recuerdos de un mar que ya no existía, al interior de Eurasia. Un idioma que se movía en convoluciones lentas en mi cerebro, levantando imágenes de rostros pétreos. Desvié la mirada, pero ya era muy tarde.

—¿Sigues despierta?

No podía moverme, estaba muy cansada. Cansada de todo. Cerré los ojos más fuertemente, pero la frialdad de su presencia se intensificó.

—¿Sigues despierta? No deberías verme. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El Fin de Erizo (primera parte)

Estándar
1970s laughing clowns

1970s laughing clowns

Por Juan Calamares y Luis Saavedra

Saavedra soñó. Estaba en un anfiteatro repleto. La gente reía y comía palomitas en la oscuridad de las graderías. Las risas subían y bajaban en oleadas como las que vienen después del remate de un chiste, pero no escuchaba el chiste. Seguramente porque el chiste era él. Estaba en el centro del anfiteatro y la luz del escenario lo iluminaba. A su lado había un hombre de barba, medio calvo. No lo reconoció al instante, pero sí, era Juan Calamares. Se reía con la gente. Sin embargo, Saavedra no reía. Al contrario, se sentía angustiado y el corazón le saltaba. Sudaba y las luces le daban un calor endemoniado. Calamares saltó frente suyo, sonriendo ladinamente. “¡Hola, Saavedra, amigo mío!”. Su voz sonó sarcástica y el público estalló en risas. “¡Miren, es Luis Saavedra, el hombre de los cajones de verduras!”. Saavedra no sabía por qué eso provocaba espasmos de placer en el público. “Yo no…”, inició, pero su garganta estaba cerrada. Lee el resto de esta entrada