La columna gorda del Gordo Vimana: “El Encuentro”.

bisama-vimana

Lee la primera parte y la segunda parte.

—…Álvaro Bisama.

Hola, ya me conocen, soy el Gordo Vimana. Estaba en el baño, ustedes saben, en ese de la sanguchería de Mapocho. No hay tiempo para explicarlo, pero me gustan los lugares sórdidos. No trabajo mucho, no tengo para qué. Siempre que la gente me ve, me entrega dinero por cosas que no sé hacer. Nadie tiene tiempo para explicármelo, son para encargos muy raros. El último de ellos es para el libro de un tal Omar Vega. La mayoría de los encargos son así, escribir cuando yo no tengo puta idea de hacerlo. Bueno, estaba sentado en la taza del baño, rumiando con tristeza cuando apareció ese imbécil que comenzó a aporrear la puerta. Abrí y me quedé más tieso que tu abuela en el cementerio. Sigue leyendo “La columna gorda del Gordo Vimana: “El Encuentro”.”