Archivo de la etiqueta: Springfield

El Padre Erizo elige a Sapiola (Tragedia en un acto)

Estándar

Por Juan Calamares

Dramatis personae:

Padre Erizo (Dios primigenio, místico, orate, creador de una secta de imbéciles)
Saavedra (Filósofo)
Sapiola (Tonto)
Perromelón (Cancerbero)
Ferrada (Nihilista)
Amira (Amira)
Teobaldo (Científico)
Sofía (Venus)
Calamares (Un gran hombre)

(El limbo. Un escenario hecho de roca. El piso está mojado, hay cosas vivas que serpentean en la superficie. En un trono de huesos humanos está Padre Erizo. A sus pies Perromelón. A su derecha Sapiola. Saavedra cae por un agujero del techo)

Saavedra: ¿Dónde estoy?

Padre Erizo: Hijo mío…

(Saavedra corre donde Padre Erizo y le besa el anillo. Abraza a Perromelón)

Saavedra: ¡Oh, Padre Erizo,! ¡el mundo real es cruel, tan cruel! Afuera conocí a un hombre terrible, llamado Juan Calamares. Me humilló, Padre Erizo. No respetó mi filosofía y me humilló (Saavedra mira a Sapiola, es su doble exacto. Su piel es su piel, sus huesos son sus huesos) ¿Y éste quien es, Padre Erizo?

Padre Erizo: Su nombre es Sapiola. Es tu doble opuesto. Un mal reflejo. Tú eres sabio, él es tonto, tú eres atractivo a las mujeres, él las repele.

(Saavedra escruta a Sapiola. Le retuerce la cara)

Saavedra: No es una máscara. Pero juro como que me llamo Luis Saavedra que es un tonto, ¡ja!, un gran tonto.

(De un agujero del techo cae Ferrada) Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Los Plosoms (PARTE 1)

Estándar
Vienen de Springfield.

Vienen de Springfield.

Por Andrés Odellober

—¡Activa el sistema, imbécil! —gritaba una y otra vez, desesperado por cruzar el portal.

Rápidamente, presioné el botón de inicio y las ondas de energía comenzaron a expandirse. Uno tras uno saltaron y se desintegraron. Fue la última vez que vi a Martínez y a sus hombres. Algo que poco me importaba. Lo odiaba por sus constantes muestras de arrogancia y superioridad. Lee el resto de esta entrada